Rutina de belleza facial ¿sabes cómo seguirla?

El tener una disciplina, ser constante y persistente nos lleva a conseguir objetivos en todos los aspectos de la vida. Y en el cuidado de nuestra piel no iba a ser menos.

La rutina de belleza diaria consiste en seguir unos determinados pasos en el orden adecuado de uso y aplicación de los productos, que, aunque al leerlo te parezca que vayas a tardar una eternidad, en realidad sólo te llevará 3 minutos, con la ventaja de que obtendrás los resultados que esperas.

Los 5 primeros días te costará un pelín, pero luego se te hará super rápido y conseguirás mejores resultados de los productos que utilizas.

Antes te voy a dar unas premisas:

  • Debe realizarse una rutina de belleza facial por la mañana y otra por la noche con pequeñas variaciones.
  • La protección solar debe aplicarse a diario, por la mañana, escogiendo tu protector solar según tus necesidades y preferencias.
  • Las cremas también debes seleccionarlas según tus necesidades, es decir: hidratación y protección solar siempre, desde que uno es bebé, las cremas antiarrugas normalmente a partir de los 30, los serums también, y el contorno de ojos en cuanto empiece a aparecer el problema (bolsas, ojeras, arrugas…)

Comenzamos con la rutina de la mañana :

  1. Limpieza facial, es el primer paso y es fundamental, ya que como te he comentado en otro #beautythursday  hace que la piel este limpia de impurezas y grasa y por ello más receptiva para recibir el siguiente tratamiento. Puedes utilizar para la limpieza jabones, leches y tónicos, syndets o aguas micelares según tu gusto.
  2.  A continuación se aplica el serum, que se absorberá muy rápido y llegará a capas más profundas de la piel consiguiendo que el tratamiento sea completo.
  3. En tercer lugar el contorno de ojos: una pequeña cantidad aplicada con el dedo anular y el corazón a golpecitos, nunca arrastando el producto, tanto en la zona superior como la inferior del hueso orbital que rodea a los ojos y nunca en el párpado móvil.
  4. Ahora es el turno de nuestra crema de tratamiento, si escoges una con factor de protección solar te ahorrarás un paso, sino puedes aplicar tu hidratante o antiarrugas y luego poner tu protección o una base de maquillaje con protección. Otra buena opción es utilizar una BB cream, que te recuerdo que es un 4 en 1 (hidrata, cubre imperfecciones, te da color y buen aspecto y lleva protección solar).

 

Esta sería tu rutina de la mañana, que te aseguro que no te llevará más de 3 minutos en cuando cojas un poquito de práctica (1 semana).

La rutina de la noche varía un poco y varios de los pasos son fundamentales para tener una piel excelente:

  1. Limpieza facial: si hemos usado maquillajes lo mejor utilizar leche y tónico o agua micelar, sino un jabón estaría bien, pero siempre limpiarla, ya que durante el día la polución y la grasa que libera nuestra piel obstruye los poros. Y no hay excusa, tienes una amplia variedad de espumas, jabones, aceites, aguas….según tu tipo de piel y/o tus preferencias.
  2. Serum: tienes también una amplia variedad, y según tus prioridades es ahora en la noche el momento de utilizar los tratamientos más fuertes, ya sean serums despigmentantes si tienes manchas, reguladores del sebo en el caso de piel acneica, hidratantes, antiarrugas, regeneradores, …
  3. Contorno de ojos; si tu problema son las bolsas u ojeras puedes alternar y utilizar uno antibolsas por ejemplo con roll on que descongestiona la bolsa por el día, o con pigmentos iluminadores en el caso de las ojeras que así la disimulas y dejar para la noche otro más especifico antiedad.
  4. Tu crema de tratamiento: utiliza los activos más potentes por la noche, ya que debido al proceso natural de reparación y regeneración celular nocturna conseguirás un mayor efecto y en algunos casos, se evitan riesgos de efectos secundarios. Por ejemplo en el caso del ácido retinóico o glicólico en alta concentración que son grandes antiarrugas, pero que durante el día pueden provocar fotosensibilidad. O en el caso de que estés haciendo un tratamiento despigmentante, utilizar el producto más potente por la noche.

La rutina de belleza diaria terminaría aquí, pero, como complemento, lo ideal es que una vez a la semana exfolies la piel y utilices una mascarilla acorde a tus necesidades: iluminadora, astringente, hidratante…..Y además, cuidar tu alimentación, evitar el tabaco y beber 2 litros de agua al día.

Todo esto puede parecerte un rollo y un lío pero inténtalo durante una semana y luego verás que va todo más rápido de lo que parece, que es placentero dedicarse unos minutos a auto mimarse, y que tu piel y tu saldréis ganando, hazme caso 😉

Y tú ¿tienes ya una rutina de belleza diaria? Anímate a contarnos que productos utilizas y a preguntarnos las dudas que tengas sobre cómo usarlos.

Gracias por comentar y compartir esta entrada con tus amigos y conocidos, así llegamos a más gente y podemos ayudarles a resolver sus dudas 🙂

 Imagen © lalilele13 – Fotolia.com

About Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: