Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.
Imagen © Khorzhevska – Fotolia.com

 

¿Ha llegado el invierno y te encuentras con la piel tirante y deshidratada aunque uses tus cremas de siempre? o ¿ tienes la cara con más granos y espinillas que otras veces? o ¿de  repente te ves con un aspecto de fatiga y cansancio, justo ahora que tienes un evento importante ? ¿ ves que las arrugas han aparecido esta mañana así como el que no quiere las cosa? Una buena mascarilla facial puede ser la solución.

Las mascarillas faciales son tratamientos con gran cantidad de activos que van destinados a realizar una función especifica e intensiva, aportando efecto inmediato. Podríamos decir que son una terapia de choque.

Se aplican cada semana, 15 días, o a demanda de la piel. Existen miles de recetas de mascarillas caseras con productos naturales, pero aunque puedan tener cierta efectividad, no tienen nada que ver con las que puedes encontrar en tu farmacia. En estas tanto la galénica (la forma en la que están fabricadas para que se absorba y penetre bien en la piel) como los activos utilizados, están testados y su calidad comprobada.

Dependiendo del problema a tratar, existen varios tipos de mascarillas faciales:

  • Hidratantes: ayudan a mantener los niveles naturales de hidratación. También ayudan a la piel a que retenga su propia humedad , proporcionando una barrera de protección, a la vez que al estar la piel más elástica, difumina y alisa las lineas de expresión. Ahora en el invierno con el frío y los cambios de temperatura la piel se deshidrata mucho y es el momento de utilizarla.
  • Calmantes: para pieles muy irritadas ,incluso quemadas por el sol ,lo que hacen es aportarle mucha agua, a la vez suele llevar agentes calmantes o aguas termales que contienen sales y minerales que restablecen el equilibrio de la piel y la descongestionan.
  • Astringentes o limpiadoras: para pieles con exceso de grasa o impurezas. Ejerce una función astringente , estimula la eliminación de las secreciones y se produce un vaciamiento del canal folicular( evita la formación de granos y espinillas).
  • Lifting: lleva activos que tensan y reafirman los tejidos , produciendo un resultado antifatiga, ideal para épocas en las que tenemos muchos eventos, cenas y queremos lucir una piel radiante.
  • Aclarantes o iluminadoras: para etapas en la que estés muy cansada y tu piel parezca apagada o para cuando se te haya quitado el tono moreno del todo, te queden restos de manchitas  y quieres unificar el tono de tu piel,o directamente como tratamiento coadyudante de las despigmentantes: debido a la presencia de caolín que absorbe el exceso de melanina en el extracto córneo para que no marcar las manchas pigmentarias.

Antes de utilizar una mascarilla debes seguir los siguientes pasos, muy sencillos, pero que harán que la piel este preparada para maximizar los resultados:

  1. Limpia y desmaquilla a fondo tu piel.
  2. Realiza una exfoliación con un producto adecuado antes de aplicar la mascarilla,
  3. Aplica la mascarilla de una forma relajada y con tiempo (disfruta de este ratito que te dedicas, es tu momento), dejándola actuar de quince minutos a media hora y evitando la zona del contorno de ojos (si la necesitaras también en esa zona busca una mascarilla específica).
  4. Retírala con agua templada ,agua termal y unos discos o como lo indique el fabricante, ya que las hay que se retiran de una pieza (peel of) como una piel, o frotando suave con un cepillo (alguna astringente o de barro), etc…

Para algunas mascarillas es muy aconsejable aplicar, después de la exfoliación, una ampolla de actividad regeneradora intensiva, de vitamina C o de proteoglicanos y, a continuación, la mascarilla. Así aprovecharás el efecto oclusivo de la mascarilla y sus activos, haciendo que se potencie el efecto de ambos productos y  el resultado es ¡¡¡espectacular!!!  Es mejor hacerlo a la noche para aprovechar el proceso natural de regeneración de tejidos que tiene lugar durante la noche.

Yo soy #muyfan de las mascarillas y cada 15 días aplico una hidratante, sobretodo ahora en invierno, que me deja la piel confortable y elimina y retrasa la aparición de las arrugas. Y cuando tengo un evento o para un momento especial una con vitamina C para que mi piel este radiante

Cuéntanos, tú ¿cual utilizas ? ¿o aún no las conoces? Si es así ¿ a qué esperas? Verás que maravillosos resultados!

Recuerda, puedes suscribirte a nuestra newsletter desde aquí y compartir la entrada directamente desde los botones sociales que están aquí debajo 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: