Intolerancia alimentaria ¿Qué es y porqué se produce?

Algunos de vosotr@s descubrísteis en mi último post que no sufríais alergia a los alimentos como pensabais, puede ser que esos problemas sean debidos a una intolerancia alimentaria que os menté en ese post y que paso a describiros algo más en este.

La intolerancia alimentaria lo que hace es afectar al metabolismo y no al sistema inmunitario (al menos no de la forma clásica).

Un ejemplo muy claro es el de la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas que carecen de la lactasa (enzima digestiva de la lactosa que es la encargada de metabolizarla). En el caso de las intolerancias el problema suele ser más una mala digestión del producto o de alguno de sus componentes.

Al contrario que en el caso de los alérgicos, que deben eliminar el alérgeno de su dieta, en el caso de las personas con intolerancia no existe ese problema; pueden consumir pequeñas cantidades del alimento sin que padezcan síntomas alérgicos, excepto en el caso de que la sensibilidad sea debida al gluten o al sulfito. Ello les permite poder salir a disfrutar de los ricos menús gastronómicos en buena compañía a los restaurantes sin padecer problemas como les ocurre a los alérgicos; exceptuando a los celíacos claro. De todas, las intolerancias más frecuentes son a la lactosa y al glúten.

La lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche. Normalmente, la enzima lactasa, que está presente en el intestino delgado, descompone la lactosa en azúcares más simples (glucosa y galactosa), para que puedan ser absorbidos por el torrente sanguíneo. Cuando la actividad de la enzima es demasiado baja, la lactosa no se puede digerir, y pasa al intestino grueso, donde es fermentada por las bacterias de la flora intestinal. Esto puede provocar síntomas como flatulencia, dolor y diarrea.

La cantidad de leche y productos lácteos que puede producir síntomas de intolerancia varía mucho. Algunas personas que tienen una baja actividad intestinal de lactasa pueden tomarse un vaso de leche sin experimentar ninguna molestia. Igualmente, los quesos duros, debido a su contenido bajo en lactosa, y los productos de leche fermentada, como el yogur, normalmente son bien tolerados.

Como dato deciros que la actividad de la lactasa normalmente permanece en un nivel funcional adecuado hasta los 5 años de edad y después tiene dos patrones evolutivos naturales y diferentes en humanos. Una evolución es una declinación hasta prácticamente desaparecer, alcanzando actividades entre 5 y 10% del nivel detectado en el recién nacido. Esta tendencia, en humanos, es prevalente en Australia, Oceanía, Este y Sudeste asiático, África tropical y aborígenes americanos. El otro patrón evolutivo de la actividad lactasa es su persistencia con la edad. Es típico del norte y centro de Europa, angloamericanos y poblaciones nómadas de árabes y africanos. El resto pertenece a un patrón intermedio. La disminución fisiológica de la actividad lactasa en adultos puede acompañarse de síntomas de intolerancia o de molestias inespecíficas, no siempre evidentes. Ocasionalmente, se ha relacionado con dolor abdominal recurrente, diarrea idiopática y colon irritable, los cuales característicamente se inician después de consumir leche o productos ricos en lactosa.

La intolerancia al gluten es un trastorno intestinal que se da cuando el cuerpo no puede tolerar el gluten (una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y las avenas). La prevalencia de esta afección, también llamada enfermedad celíaca o enteropatía inducida por el gluten, está infravalorada.

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente que se puede diagnosticar a cualquier edad. Si el enfermo consume alimentos que contienen gluten, la mucosa del intestino delgado queda dañada, y tiene menos capacidad para absorber nutrientes esenciales como las grasas, las proteínas, los carbohidratos, los minerales y las vitaminas. Entre sus síntomas destacan la diarrea, la pérdida de peso, la fatiga, la irritabilidad y el dolor abdominal. En los niños, se pueden dar síntomas de desnutrición, entre ellos problemas de crecimiento. Cuando se elimina el gluten de la dieta, el intestino se regenera gradualmente, y desaparecen los síntomas.

Aunque estos son los dos casos más comunes de intolerancia pueden producirse intolerancias a otros alimentos debido a la inactividad (o baja actividad) de las enzimas digestivas. Siempre y cuando descartéis otro problema causante y que el médico no diagnostique ningún problema mayor, la toma de esas enzimas de baja actividad pueden ayudar mucho a que los procesos de intolerancia ya que al ingerirlas mejora las digestiones. En vuestra farmacia podéis encontrar unos complejos enzimáticos que contienen varias enzimas que actúan digiriendo distintos enlaces y con la toma de una cápsula antes de las digestiones podéis ahorraros muchos problemas y disfrutar nuestra gran gastronomía.

Existen también otro tipo de intolerancias que pueden causar un desequilibrio en las paredes del intestino, haciendo que en lugar de ser impermeable permita el paso de moléculas reactivas a través de la pared intestinal. Cuando una molécula atraviesa la pared intestinal, ésta se vuelve activa frente a la producción de anticuerpos (IgG), provocando una hiperpermeabilización intestinal.
Estas IgG son inducidas por la destrucción celular fijándose lentamente y pueden formar unos inmunocomplejos que circulan por la sangre y pueden depositarse en la mucosa intestinal o en otros tejidos como las articulaciones.

La alergia y la intolerancia alimentaria se pueden diagnosticar adecuadamente utilizando métodos de detección científicamente válidos. Si alguien piensa que puede estar sufriendo una respuesta alérgica a determinadas sustancias alimenticias, lo primero que debe hacer es ir al médico, para asegurarse de que los síntomas no se deben a otra enfermedad y para que éste remita al paciente a un dietista o un especialista en alergias.

En el caso de las intolerancias, además de la consulta con el médico para descartar otros problemas, se puede realizar un Test de intolerancia alimentaria, eso sí, un test fiable y validado. Existen en el mercado varios tipos de test de detección de intolerancias alimentarias, pero debemos recordar que los dispositivos que realizan este diagnóstico sin extracción de sangre, no están validados.

Además, para llegar a un diagnóstico fiable, se debe conseguir un historial detallado sobre los antecedentes del paciente y de sus familiares. Hay que prestar especial atención al tipo de síntomas, su frecuencia y a si se dan cuando se consumen determinados alimentos. Es decir, se debe realizar un estudio completo y no un simple test.

Recientemente hemos incorporado a nuestros servicios en la farmacia la realización de varios tipos de estudios, entre ellos el Estudio de Intolerancia Alimentaria. Este servicio incluye una primera entrevista con el paciente para la toma de datos, síntomas, inquietudes respecto a la alimentación, etc… en caso de considerarlo necesario, se propondría la realización de un test de intolerancia alimentaria tras el que se entrega un informe completo y se explicarían los resultados obtenidos en el test y en caso necesario se propondrían las pautas a seguir respecto a la alimentación y al posible tratamiento de su problema.

 

placa-test-intolerancia-alimentaria

 

Si crees que puedes estar sufriendo intolerancia a algún alimento, y quieres saberlo con certeza, no dudes en solicitarnos más información.


About Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

 
 
  1. David de Lorenzo 05/09/2015, 6:29 am Responder

    En la segunda línea se dice que las intolerancias afectan al metabolismo y no al sistema inmunitario, para luego hacer publicidad de un test (food-detective) que busca IgG (relacionadas con el sistema inmunitario). No tiene sentido, como tampoco lo tiene el test IgG para buscar intolerancias ni alergias, ya que las inmunoglobulinas relacionadas con este proceso son las IgE. De hecho, está probado que los tests de “Intolerancias alimentarias” basados en IgG no tienen ninguna asociación con ningún tipo de enfermedad (http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2013/11/01/analisis-de-intolerancias-alimentarias-de-bolsillo-otro-test-intolerable/)

    • María José Cachafeiro 05/09/2015, 2:13 pm Responder

      Hola David,
      Aunque ya he contestado a tu comentario en Linkedin, quiero hacerlo aquí también.
      Lo primero agradecerte el comentario y el enlace al articulo que aportas.
      Al leerlo entiendo que no han aportado estudios que hayan probado su efectividad, no que esté probada su falta de efectividad (lo que cómo bien sabes no es exactamente lo mismo, y deja abierta la puerta a que puedan aportar dicha información).
      De momento no voy a entrar en eso, por que cómo te comentaba estamos a la espera de recibir por parte de los distribuidores y fabricantes del producto más información, la que nos han aportado hasta el momento, nos ha parecido fiable pero una vez recibida la que falta, haremos una segunda valoración del producto y actuaremos en consecuencia.
      Un saludo.

  2. Olga Deleito 05/09/2015, 5:39 pm Responder

    Hola David
    Me encanta tu comentario y me gusta mucho el debate que planteas.
    Yo quería explicarte por qué, a pesar de que una intolerancia alimentaria no es un proceso inmunitario si que éste interviene, por lo que determinar las Ig es algo lógico.
    Como bien planteas en tu comentario las inmunoglobulinas E (IgE) son anticuerpos específicos formados para la unión con antígenos específicos; es decir, que las IgE son los encargados de intervenir en el caso de las alergias alimentarias.
    Como comento en el segundo párrafo del artículo las intolerancias no son causa directa de la activación del sistema inmunitario, sino que se dan por problemas digestivos, de intoxicación, enzimático,… Estos problemas pueden causar un desequilibrio en las paredes del intestino, el cual a su vez puede provocar el paso de moléculas reactivas a través de la pared intestinal que normalmente es impermeable. Cuando una molécula atraviesa la pared intestinal, ésta se vuelve activa frente a la producción de anticuerpos (IgG), provocando una hiperpermeabilización intestinal.
    Estas IgG son inducidas por la destrucción celular fijándose lentamente y pueden formar unos inmunocomplejos que circulan por la sangre y pueden depositarse en la mucosa intestinal o en otros tejidos como las articulaciones.
    Si es cierto que existen casos de intolerancias alimentarias que no están relacionadas con las Ig pero excepciones siempre nos encontramos en la vida.
    Espero haber resuelto tu duda y te dejo un par de enlaces que puedes consultar por si acaso.
    http://www.seme.org/area_pro/textos_articulo.php?id=35
    http://blogs.womenshealth.es/nutricion/alergias-e-intolerancias-alimenarias/

  3. HEBE 03/31/2018, 3:40 pm Responder

    me han detectado intolerancia alimentaria. mi pregunta es : por que cada año cambian algunos de los alimentos que me dan intolerancia? es genetico? pude padecerlo desde la infancia sin saberlo? gracias

    • Olga Deleito 03/31/2018, 4:06 pm Responder

      Hola Hebe
      Realmente existen muchos factores que pueden provocar intolerancias (no alergias), es cierto que el factor genético es muy importante para desarrollarlas, pero hasta que no se de un desencadenante no suele producirse la intolerancia. Estos desencadenantes pueden ser bajadas de defensas, un cambio en la alimentación, falta de algún nutriente,…
      El tema que comentas de que cada año te detectan intolerancias a nuevos alimentos puede deberse a que al producirte las intolerancias elimines ciertos alimentos y consumas otros en exceso. El exceso de algún nutriente puede ser uno de los desencadenantes que te comentaba como factor de desarrollo de la patología. Este tema es importante que lo tengas en cuenta y lo hablas con tu dietista o estomatologo.
      Como no se sabe ha ciencia cierta cual es el origen si puede ser posible que esté en los genes y que se expresen bajo alguna particularidad.
      No sé si he resuelto tu duda pero es un tema algo complejo. De todas formas quiero recordarte que los alimentos a los que eres intolerante debes reducir su consumo a unas 2 veces a la semana, pero no es necesario que los elimines de tu dieta.
      Un saludo

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: