En Navidad que no te falte el marisco. Descubre el por qué.

Ya se acercan las fiestas navideñas y con ellas las comilonas, salidas y excesos. Tal como está la economía del país son muchas las vueltas que le damos a la cesta de la  compra, y más es estas fechas en las que, en especial el marisco, se encarece muchísimo. Es por ello por lo que much@s deciden comprar antes y congelar para tener marisco en la mesa en estas fechas tan especiales en las que solemos reencontrarnos con nuestros seres más queridos.

Es por ello por lo que esta semana me gustaría hablaros del marisco, que aunque en muchos casos lo vemos como un lujo y “malo” para la salud por su relación con la gota, realmente es uno de los grupos nutricionales más amplio y completo. Por mucho que nos encarezca el precio final pensar que la salud es lo primero y un buen marisco no debe faltar en la mesa, y menos si se festeja algo.

Los mariscos contienen una gran cantidad de proteínas de alta calidad, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales para vivir. Además, son bajos en hidratos de carbono y la mayoría de ellos tienen un bajo contenido graso. Sin embargo hay que tener cuidado con los chipirones, mejillones o langostinos que tienen una elevada proporción de colesterol.

Una de las mayores características que tiene el marisco es su contenido en vitaminas y minerales. Dentro del grupo de las vitaminas hay que destacar la vitamina E, una de las más nombradas en mis post, así que ya la conocéis bien. Las vitaminas del complejo B son otras importantes dentro de estos nutrientes, destacando el ácido fólico entre ellas, indispensable en la dieta de una embarazada y muy importante para prevenir anemias. También encontramos en una gran cantidad de mariscos la vitamina A, importantísima para cuidar la piel y la vista.

Los mariscos de piscifactorias están muy controlados, pero los de mar comen lo que tienen a su alrededor, y en muchos casos las agua están contaminadas. Además, la mayoría de los mariscos suelen tener su habitad en el fondo marino, por lo que se alimentan de gran cantidad de minerales que han sido depositados en el fondo. Entre los minerales cabe destacar el potasio, yodo y magnesio; especialmente ricos en hierro son las almejas, berberechos y mejillones; y con un alto contenido en calcio encontramos los chipirones y langostinos.

El grupo nutricional de los mariscos es muy adecuado para dietas saludables, e incluso para dietas de adelgazamiento. Son saciantes debido a su alta cantidad en proteínas, y además aportan muy pocas calorías. Además, es un grupo ideal para los deportistas, ya que son magros, proteicos y contienen potasio, sodio y hierro, entre otros, que contribuyen a un buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.

¿Cuál es la mejor forma de consumir el marisco? Realmente con un corto período de cocción se pueden consumir en ensalada, salteado, hacer una salsa, … Aunque la mejor opción para aprovechar más todas sus propiedades nutricionales son:

  • Añadirles zumo de limón, perejil fresco o tomate, con ello conseguimos que la vitamina C que contienen estos alimentos favorezcan el uso del calcio y el hierro presente en los mariscos.
  • Evitar largas cocciones y frituras, puesto que con estas técnicas de cocina lo que haremos será añadir grasa y calorías; además de la pérdida de nutrientes que sufriremos por el alto calor al que son expuestos.
  • Podemos añadirles aceite de oliva, aceitunas, frutos secos o aguacate, que contienen “grasas buenas” y así mejoramos que se use la vitamina E y A en nuestro organismo.
  • Acompañarlos con alimentos ricos en fibra como el arroz o los fideos integrales para así provocar una mayor saciedad.

Eso sí, no hay que olvidar que son ricos en sal y ácido úrico, por lo que los hipertensos y los que padezcan de gota deben limitar su consumo. Del mismo modo, las mujeres embarazadas, o las que quieran quedarse en estado, o niños pequeños también deben limitar su consumo, ya que el marisco adquiere un alto contenido en metales pesados como el cadmio, plomo o mercurio.

El marisco es importante añadirlo a nuestra dieta unas 2-3 veces en semana con unas raciones de unos 150 gramos.


About Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: