Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

Latest posts by Olga Deleito (see all)

¿Acabas de saber que estás embarazada?¿Te planteas ser madre? Seguramente te surjan multitud de preguntas en estos momentos.

Si uno de ellos está relacionado con el tipo de alimentación que debes tener, que necesitas de más en estos momentos, o cuánto debes engordar de forma normal sin llegar a un exceso de peso contraproducente espero que el artículo de esta semana te ayude 😉

Generalmente el saber que dentro de tí está creciendo un nuevo ser es un buen momento para cuidarnos más POR ÉL. Intenta ayudarte de este estado para conseguir eliminar esos malos hábitos de vida que solemos tener pero que ahora miramos con mayor recelo.

Si tu caso es que estás planteándote ser madre lo más conveniente es comenzar a cuidarse antes de quedar en estado. Comenzar el embarazo en el mejor estado de salud posible puede marcar la diferencia en el bienestar tuyo y de tu hijo.

Aunque antes se hacía mucho hincapié en el segundo trimestre de embarazo por ser el momento de crecimiento del feto, actualmente se ha visto la relevancia de una buena nutrición durante los primeros meses (e incluso antes de la fecundación) ya que es la etapa en la que se están formando los tejidos y órganos fetales.

La típica frase de “comer para dos” debemos entenderla como tener el doble de precaución con los alimentos que tomamos, y no que tengáis que comer el doble de cantidad de alimento. Realmente, se recomienda un aumento de 300 calorías al día pero a partir del segundo trimestre.

 

primer-trimestre
Por ello, durante los primeros 3 primeros meses de embarazo debemos tener una serie de precauciones y preparaciones en cuenta:

1. Anticípate a los cambios que sufrirá tu cuerpo durante el embarazo

Durante los primeros meses es cuando se os “alteran las hormonas”, lo cual, en un 70% de los casos, producen las náuseas y vómitos típicos de este trimestre.

Para que el estado nutricional no se vea alterado es preferible realizar varias comidas menos contundentes y tomar los líquidos entre las comidas y no con ellas.

Durante la segunda mitad del embarazo el cuerpo de la madre nota un cambio y hace que se almacenen más grasas y nutrientes. Ésto ocurre para que el feto pueda crecer de forma correcta durante la segunda mitad del embarazo ya que lo hace de forma muy rápida. Es por ello por lo que muchas mujeres piensan que están engordando y no que puedan estar embarazadas.

2. Sigue una dieta saludable

Una dieta saludable siempre es recomendada y más en estos momentos. Por una dieta saludable entendemos una dieta variada en sus alimentos (cereales, frutas, vegetales, carnes, lácteos y grasas), tomar suficiente líquido (2 litros diarios), comer pocas cantidades de forma regular y lo más característico de este período es incorporar unos suplementos de vitaminas y minerales ya que el consumo de micronutrientes aumenta.

Durante el primer trimestre de embarazo los requerimientos de calcio aumentan a 1200 mg, los folatos aumentan a 400 mg y el hierro debemos incorporarlo pero a partir del segundo trimestre.

Ten en cuenta que durante los 3 primeros meses de embarazo debes incrementar el consumo de calorías para aumentar entre 1 y 2 kg.

3. Importantísimos los imprescindibles de tu dieta

* Fuentes de calcio: leche y derivados. En determinados casos asociados a la vitamina D, hortalizas de hojas verde (brócoli, col, berza), otras fuentes como el salmón y las sardinas, almendras, nueces de brasil y semillas de girasol.

* Fuentes de hierro: la yema de los huevos, carne roja, magra y de aves, salmón y atún, y cereales de grano entero (trigo, avena, arroz integral), legumbres (lentejas, garbanzos, soja, guisantes), semillas (almendras o nueces de Brasil), verduras (brócoli, espinaca, col, espárragos)

* Fuentes de ácido fólico: vegetales de hojas verde oscuro y grandes (brócoli, espinacas, acelgas), guisantes, frutas y cítricos

* Fuentes de vitaminas del complejo B: huevos, carne, marisco, leche, cereales y frutos secos

* Fuentes de vitamina A: productos lácteos, yema del huevo, vegetales amarillo-rojizos o verdes (zanahoria, calabaza, espinacas, lechuga, tomate, espárrago,…), frutas (melón, papaya, mango)

4. No tomar alcohol

Cuando una mujer embarazado toma alcohol debemos tener en cuenta que el bebé también lo toma, ya que el alcohol es sangre pasa a través del cordón umbilical a la placenta.

Es una causa de aborto espontáneo, muerte fetal, y una gran variedad de trastornos al feto de por vida.

5. Controla tu peso

Durante la gestación el aumento de peso es lógico aunque debemos prevenir excesos. Por lo general, el aumento de peso oscila entre los 10 y 12,5 kg, aunque lo normal es que este aumento esté más acelerado durante la segunda mitad del embarazo. En el caso de quedar de más de un bebé el aumento de peso es mayor.

Durante el embarazo suelen surgir problemas como los vómitos, acidez o estreñimiento. Para intentar contrarrestar el estreñimiento debemos aumentar la ingesta de fibra, aunque es cierto que dosis altas de hierro potencian el estreñimiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: