Llegó el verano y con él los helados!!!

Ya estamos en verano y uno de los mayores placeres de esta estación, además de las vacaciones, sol y mar, son los helados. Estoy segura de que todos sucumbimos a la dulce tentación de un helado; y no sólo por su sabor o su frescor, sino también por esa sensación de paz y tranquilidad que nos evoca el tomar un helado.

Actualmente no sólo consumimos helados en verano y en todas las casas podemos encontrar helados de algún tipo. Pero la preocupación de la sociedad por cuidar su salud también afectó en cierto grado a los helados, por lo que los productores de helados han realizado ciertas reformas a la hora de elaborarlos reduciendo la cantidad de grasa animal y sustituyéndola por grasa vegetal, cambiando la leche entera por desnatada, e incluso disminuyendo la cantidad de azúcar de los helados. Es más, si vais a una heladería artesana podéis encontrar “cartelitos” que ponen para celíacos, diabéticos, helados veganos,…y muchos otros casos.

Los helados están elaborados básicamente de leche, huevos, azúcar y aromas naturales. Por ello es por lo que resultan un buen aporte de energía, proteínas de alta calidad y minerales (calcio y fósforo principalmente), y vitaminas (destacando la riboflavina o B2).

Pero, ¿cuántas calorías consumo si me como un helado?

Buena pregunta. Es bastante difícil responder a esta pregunta si los helados son artesanos, ya que no conoceremos exactamente sus ingredientes, variando la base, y dependiendo de los extra que le añadamos al helado (chocolate, caramelo, sirope,…). La respuesta es más sencilla si compramos una tarrina de helado en el super ya que encontraremos la tabla nutricional del mismo, pero… ¿quién se toma sólo una ración de helado? 😉 (Yo no)

Aunque siempre hablamos de helados todos sabemos que todos los helados no son iguales. Podemos encontrar una clasificación dependiendo de la base principal de ingredientes:

Helados de crema: Deben contener por lo menos un 8% de grasa proveniente exclusivamente de origen lácteo, y un mínimo de un 2,5% de proteínas de origen lácteo también. Por ello, se suelen elaborar con mantequilla o nata.

Helados de agua: Deben contener, como mínimo, un 12% de extracto seco total.

Helados de leche: Contienen un 2,5% de grasa, como mínimo, de origen lácteo; y un mínimo de un 6% de extracto seco magro lácteo. Se suelen elaborar con leche o nata.

Helado de leche desnatada: Disminuimos el mínimo de grasa a un 0,3% y un 6% de extracto magro, obviamente también de origen lácteo.

Sorbete: Contiene como mínimo un 15% de fruta y un 20% de extracto seco total.

El consumo de helados se puede realizar incorporándolos a las 5 comidas y no como un picoteo. Se puede considerar un postre lácteo, por lo que podremos consumirlo como postre alternándolo con las frutas claro está. A pesar del gran aporte calórico de los helados existen muchos beneficios de comer helados de forma regular, como son:

1.- Nos refrescan e hidratan en los meses de mayor calor. Los polos, sorbetes y granizados son los que contienen mayor cantidad de agua en su composición y los de elección para personas que pueden sufrir deshidratación (niños, mayores, embarazadas,…)

2.- Cada vez existen más establecimientos que ofertan helados “más sanos”, esto es, enriquecidos con frutas (llegando incluso a un 50% del contenido)

3.- Son alimentos que nos aportan azúcares, minerales, vitaminas,… pero además nos proporcionan una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico.

4.- Es una muy buena fuente de calcio extra para todas aquellas personas que necesiten una mayor cantidad del mismo, bien por necesidad o por un bajo consumo habitual. Este es el caso de los niños y adolescentes, mujeres embarazadas y en lactancia, tras la menopausia,…

5.- Es un postre que se puede consumir durante todo el año. Muy al contrario de lo que se piensa de que en invierno pueden propiciar un constipado, pueden ser beneficiosos en caso de ligeras irritaciones o molestias al tragar.

6.- Parece ser que disminuyen nuestro nivel de estrés físico y emocional (ansiedad), ya que contienen componentes como el chocolate, la caseína de la leche, o los azúcares, que favorecen la producción de endorfinas, o las conocidas como las hormonas del placer.

Pero existe un problema con los helados, llevamos varios meses a dieta y sacrificios para tener un cuerpo que poder lucir en la playa y/o piscina y comernos un helado con las calorías que tienen seguro que no nos ayuda.

Seguro que muchas pensamos ésto, y no nos falta razón, por lo que la industria heladera se ha puesto las pilas y actualmente podemos encontrar helados más saludables. Son los que se denominan “helados de nueva generación”, y son los elaborados con fruta, en los cuales se ha reducido el aporte calórico, o los “sin azúcar”, o los que han sustituido las grasas saturadas por aceite de oliva. Además, piensan en ciertos colectivos como los celíacos, o los sin lactosa para los intolerantes.

A lo mejor en vuestras vacaciones encontráis un grupo de gente amontonada en una heladería esperando con ansia su helado. Es un verdadero espectáculo verles como los elaboran y es que son un tipo de helados que se elaboran en el momento para ser consumidos, con lo que no contienen ningún tipo de conservante. En su “mostrador” encontráis unas bandejas con los distintos ingredientes (fruta, leche,…) y para elaborar el helado vierten la leche sobre una plancha que se encuentra a -32ºC y comienzan a mezclarlo con unas palas para conseguir la textura cremosa y que no congele. Una vez tienen la base casi lista van añadiendo las frutas, frutos secos, chocolate, o lo que hallamos pedido y siguen mezclando con las palas con una gran maestría. Una vez conseguido el helado lo montan donde elijamos (cono, copa,…) y le añaden la guarnición deseada por el cliente.

 

 

 

 

Así, que este verano no lo dudéis, disfrutar de un helado fresco y relajante!!!


About Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: