Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

Latest posts by Olga Deleito (see all)

Tod@s en algún momento de nuestra vida (o en muchos) hemos padecido estreñimiento de forma puntual, y en ocasiones se puede llegar a cronificar.

El estreñimiento no es en sí mismo una enfermedad, sino más bien hace referencia a la apreciación del hábito intestinal de cada individuo en cada momento.

De forma práctica se considera estreñimiento cuando el individuo realiza menos de tres deposiciones a la semana; sin embargo, en ocasiones encontramos pacientes que sufren estreñimiento con una frecuencia normal de deposiciones, solo que con otras molestias, como son un esfuerzo excesivo, heces muy duras o una sensación de evacuación incompleta.

Una de las principales causas de estreñimiento hoy en día son los factores dietéticos, y especialmente la falta de fibra en la dieta. En otros casos la causa puede ser diferentes enfermedades que padezca el individuo, principalmente pacientes diabéticos o con enfermedades tiroideas. Además, algunos medicamentos pueden causar estreñimiento, y es importante conocerlos (algunos de los que se utilizan para tratar el dolor, la depresión y enfermedades cardíacas).

A parte de las causas externas existen causas fisiológicas propias del paciente, como son:

– Hipomotilidad intestinal: en este caso los músculos del intestino no tienen fuerza suficiente como para realizar las contracciones necesarias para poder expulsar las heces.

– Hipermotilidad intestinal: aparecen espasmos o contracciones involuntarias en parte del intestino y provocan la retención de las heces, impidiendo su evacuación.

– Problemas rectales: es el caso en que los músculos del recto no producen el reflejo de la defecación o bien que existen lesiones locales que provocan dolor.

– Debilidad de los músculos de la pared abdominal: no ejercen presión suficiente para evacuar.

– Obstrucción mecánica del colon o recto: existen lesiones intrínsecas o extrínsecas del intestino grueso o del ano.

Las características más frecuentes del estreñimiento, además de la falta de deposiciones es, la dificultad para ir al baño, la presencia de gases que se acumulan o un fuerte dolor al defecar.

¿Cómo podemos solucionar este problema? La mejor forma es a través de una vida saludable con una dieta rica en fibra, siendo la estrella la dieta mediterránea.

Como pautas fáciles de recordar:

  1. Come más verduras y hortalizas
  2. Introduce las legumbres en tu dieta, y si las puedes acompañar de verduras mucho mejor, ya que conseguiréis una mayor absorción de nutrientes, entre ellos la fibra, que se absorbe hasta 8 gramos por cada cien de legumbre.
  3. No olvidar las grasa “buenas”. Los frutos secos son los mejores snack para picar entre horas, pero además pertenecen al grupo de los más recomendados para ir al baño. Eso sí, debido a su aporte calórico no se recomienda consumir más de un puñado al día.
  4. Sopas e infusiones: es una buena forma de conseguir tomar los 2 L de agua recomendables. Es una buena forma de hidratarse y mantener un pH sano y equilibrado.
  5. Disminuye el consumo de alimentos procesados.

Pero, ¿que hacemos cuando el paciente es un niño pequeño?

* Cuando tiene más de 2 meses puede probar a darle unos 60 a 120 mL de zumos de uva, pera, manzana, cereza o ciruela dos veces al día.

* Cuando tiene más de 4 meses, y en caso de que ya esté consumiendo alimentos sólidos, se le pueden dar alimentos ricos en alto contenido en fibra como las judías, las pasas, peras o espinacas también dos veces al día.

Obviamente, cuando llevamos ya un tiempo estreñidos lo que “necesitamos” con mayor urgencia es un laxante o en algunos casos enemas, aunque recordad siempre que es importante no abusar de estos productos y realizar una prevención efectiva.

Los laxantes pueden ayudar al agregar líquido a las heces dándoles mayor volumen y menor rigidez, por lo que se facilita la expulsión. Asimismo, los supositorios o laxantes suaves pueden ayudar a realizar deposiciones regulares. Los enemas o laxantes estimulantes deben reservarse sólo para casos graves y siempre tras consultar con su médico o farmacéutico. Y por último, aunque no menos importante, NO dar nunca laxantes a los niños sin consultar previamente al médico.

Hace unos años escuche en el telediario un nuevo invento de un chino, que era como un banquito para ir al baño. Tras investigar un poco descubrí el porqué de dicho invento y además, a los pacientes a los que se lo aconsejo les suele dar buenos resultados.

 

Como afecta la postura al estreñimiento

 

Resulta que cuando estamos sentados la última parte del intestino grueso que conecta con el ano para la evacuación de las heces forma un ángulo menor que cuando tenemos las rodillas en alto o nos ponemos en cuclillas, en cuya caso en ángulo es mayor y se favorece la salida de las heces.

 

rodillas-altas-contra-estrenimiento

 

Por ello, con una postura simple de subir las rodillas con ayuda de banquetas puede ser una solución muy eficaz en muchos casos. Probadlos y ya me contaréis 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: