Como cuidar las piernas con varices o con mala circulación

Hoy os voy a hablar de un problema que afecta a un porcentaje de la población muy elevado, en su mayoría a las mujeres y entre las cuales me encuentro: las varices.

La insuficiencia venosa o varices es una enfermedad crónica. Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de la sangre debido a la debilidad de las paredes y las válvulas de las venas superficiales, esto hace que las venas se dilaten y así la sangre se acumula fácilmente cuando la persona esta mucho tiempo de pie.

Las venas se encargan de realizar el retorno sanguíneo al corazón, es decir,  va contra la gravedad desde el pie al corazón, si la vena se dilata no realiza bien esta función. Las venas tienen unas válvulas que son las que controlan el retorno del flujo sanguíneo, cuándo la vena está dilatada la válvula no cumple su función, lo cual el flujo se invierte, provocando edema, hinchazón, flebitis, úlceras etc….

Las superficiales o arañas vasculares son las más frecuentes, de pequeño tamaño, visibles, no tienen mayor problema que el estético y se eliminan fácilmente con un tratamiento médico por el cual las esclerosan con unos pinchacitos. Luego están las tronculares, de diferentes grados de dilatación, son las varices tal cual, venas muy dilatadas, muy visibles, se eliminan con cirugía, pueden dar problemas de trombos, aveces son internas y no se aprecian pero si son muy dolorosas y molestas. No hay forma de prevenirlas pero si de mejorar sus síntomas.

Causas de las varices:

  • Antecedentes familiares.
  • Embarazos.
  • Sobrepeso.
  • Sedentarismo.

Síntomas:

  • Pesadez.
  • aparición de venas visibles.
  • Edema .
  • Hinchazón.
  • Dolor.
  • Calambres.
  • Sensación de acorchamiento.

Cuidados para las varices:

  • Utiliza medias de compresión normal o 140, sobretodo si vas a estar mucho tiempo de pie o sentada, alivia el dolor, evita que se hinche y facilita la buena circulación y el masaje de las piernas, es fundamental utilizarlas durante todo el día y en verano(aunque nos cueste). Y cuando hagas viajes largos tienes que ponerlas obligatoriamente si no quieres tener algún problema(riesgo de trombo) o que se te hinchen y luego tardes días en que vuelvan a su forma natural 🙁
  • Complementos alimenticios o tratamientos vía oral si el médico los suele recetar, yo aquí he de decir que he probado de todos los tratamientos (ya que me lo mando el médico porque incluso me he operado dos veces ) y el que mejor me funciona es un complemento a base de ingredientes naturales naturales , Martiderm Legvass cápsulas, su composición: castaño de indias (vasoconstrictor, antiedematoso, antinflamatorio, vasoprotector) vid roja (funciona como protector capilar-venoso, vasoconstrictor, contiene flavonoides que refuerzan los capilares y disminuyen su permeabilidad) la centella asiática (presenta actividad antiinflamatoria, tiene propiedades nutritivas e hidratantes que favorecen la renovación del tejido conectivo dañado y estimula la secreción de colágeno) el rizoma de ruscus (actividad antiinflamatoria y venotónica) rutina (flavonoide con actividad antiedematosa y protectora de la pared vascular), vitamina C (propiedades curativas y tonificantes de los vasos sanguíneos). Existen muchos otros complementos a base de estos u otros activos naturales, y viene bien tomarlos en temporadas de mucho calor, o temporadas que te duelan más, ya que evitan la inflamación, el edema y el dolor.
  • Duchas de agua fría en las piernas con movimientos ascendentes, alivia mucho el dolor y la pesadez.
  • Haz ejercicio, caminar, natación, evita el sedentarismo.

ejercicios-para-las-piernas-pesadas

  • Alimentación sana y evita el sobrepeso.
  • Evita el tabaco y el alcohol( yo desde que deje de fumar me duele la mitad 😉  )
  • Evita las exposición prolongadas al sol o el calor.
  • No te depiles con cera caliente.
  • Si estas muchas horas de pie o sentada realiza una pequeña serie de ejercicios cada 2 horas para activar la circulación.
  • Evita ropa muy ceñida y tacones o zapato muy plano.
  • Utiliza espumas o geles fríos que alivian la pesadez e hinchazón y activan la circulación.
  • Si las quieres camuflar para algún evento o en verano para usar faldas, existen maquilajes que te ayudan a camuflarlas.
  • Hidrata mucho la piel para tenerla elástica y así evitas el picor o posibles heridas y úlceras que se pueden formar.

Todas estas pautas te ayudarán a aliviar los síntomas de las piernas cansadas y de las varices, no las eliminan pero si que de verdad ayudan a aliviar el dolor y las molestias, te lo dice una que lo padece desde hace muuuuuchos años y que además su trabajo (todo el día de pie) no le ayuda 😉

Y tu ¿tienes varices o padeces de piernas cansadas? ¿cómo te cuidas?


About Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: