¡ Bomba vaaaa….! O granada.

¡Bomba vaaaa…..!

Jajaja … No, no me he vuelto loca, ni vosotros os habéis equivocado de web. Es una pequeña broma para comenzar el puente con buen ritmo.

Esta semana quería hablamos de la granada, un poco de sus características y, por supuesto, de sus beneficios nutricionales. Además, porque es una de las frutas que más me gustan 😉

La granada o Punica granatum es un arbusto que puede llegar a medir de 5 a 8 metros de alto, y cuyo fruto es la granada. Como curiosidad os diré que su género (Punica) deriva de los fenicios que fueron quienes lo cultivaban; y su especie (granatum) proviene del latín granatus que significaba “con granos”.

El fruto del granado es una baya globular con una corteza dura, del tamaño de una naranja grande que cuyo interior está subdivido en varios lóbulos que contienen numerosas semillas prismáticas de pulpa dulce que es lo que nos comemos realmente. Cuando el fruto madura es cuando se abre de forma natural para dejar sus semillas al descubierto que atraen por su color a las aves, transportando las semillas en sus heces tras ser digeridas.

Cuando vayas a comprar este tipo de frutos es muy importante que te fijes en ciertos detalles que te proporcionarán un mejor sabor como son:

– Que posean un buen color rojo profundo o algo marrón

– Que no sean muy pequeñas, ya que seguramente estén secas

– Que la “corteza” esté lisa y brillantes

– Y un truquito es que cuando el fruto está maduro si lo presionas levemente puedes oír un ruido metálico.

La cáscara es astringente y se usaba en medicina; la corteza de la raíz sirve para eliminar los parásitos intestinales; y con el zumo se obtiene un jarabe (la granadina) muy rica y que se usaba en afecciones de garganta.

A nivel nutricional es un fruto muy rico en sustancias con acción antioxidantes, además de ser muy rico en vitaminas y minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre, zinc y vitaminas, principalmente, la C, B y E.

Las fibras de la granada son irritantes, por lo que son muy beneficiosas para personas que sufren estreñimiento o tránsito lento pero es una fruta desaconsejada para gente que padezca divertículos.

La granada es, en su mayoría, agua (superando el 80% de su peso), y el resto son carbohidratos. A pesar del dulzor que posee esta fruta no es de las que más azúcares poseen y es por ello por lo que se recomienda en las dietas de adelgazamiento.

Pero ésto no es lo mejor de la granada, sino que al haber sido consumida desde hace tanto tiempo por tantas civilizaciones, se conocen muchos beneficios para nuestra salud.

Sobre la piel, ojos y mente

Existen estudios que demuestran que la granada posee múltiples sustancias antioxidantes, como los taninos. El problema es que la mayoría de ellos se encuentran en la corteza, que es una parte de la fruta que no nos comemos. Sin embargo, en la pulpa que si que nos comemos encontramos hasta el triple de polifenoles de los que podemos encontrar en en bebidas como el te verde o el vino tinto. Ésto significa que triplica el efecto antioxidante de los mismos, ayudando a una buena salud cardiovascular y una prevención de la oxidación de células como ocurre el enfermedades como el cáncer, degeneración macular, alzheimer,…

Contra el colesterol y enfermedades cardiovasculares

Precisamente gracias al efecto antioxidante minimizamos la oxidación del colesterol y conseguimos la disminución, o no formación, de las placas de ateroma. Con ello mejoramos enfermedades como la trombosis, angina de pecho, infarto,…

Enfermedades respiratorias y el cuidado de la piel

En este punto son importantes la vitamina C, que ayuda a la cicatrización, y la A que ayuda a regenerar tejidos y mucosas.

Hipotensiva, diurética y drenante

Debido a la relación que contiene de sodio y potasio es un buen drenante, actuando como diurético y produciendo una acción hipotensora, no sólo por la disminución de la volemia, sino también porque inhibe la angiotensina.

Y como ya os comenté anteriormente es rica en fibra, ayuda a desparasitar intestinalmente, tiene propiedades antiinflamatorias y alcaliniza la orina, por lo que es aconsejable en hiperuricemias.

Espero que hayáis descubierto muchas propiedades de la granada que desconocierais y que ésto os anime a consumir esta fruta en esta época del año.

Como siempre quedo a vuestra disposición para cualquier duda o sugerencia.

Y tú, ¿comes ya granadas?


About Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

 
 
  1. Juan Carlos 10/12/2018, 12:13 pm Responder

    Gran clase de Farmacognosia compañera

    • Olga Deleito 10/12/2018, 4:28 pm Responder

      Muchas gracias Juan Carlos

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: