¿Astenia primaveral? Ya no!

Llega la primavera y con ella muchas personas experimentan determinados síntomas molestos que pueden incluso alterar los ritmos biológicos. Cansancio y poca energía, falta de concentración, desgana, apatía, dolor de cabeza, somnolencia, irritabilidad, nerviosismo… son algunos de los síntomas que sufre mucha gente al llegar esta estación.

Este cambio de estación afecta a un 85% de la población. Generalmente la astenia primaveral ocurre durante las primeras semanas y se debe a una alteración de los ritmos circadianos que genera cambios en la producción de endorfinas, serotonina, melatonina y otras sustancias que afectan al sistema nervioso, lo que provoca una sensación de decaimiento tanto físico como intelectual.

La astenia no es considerada una enfermedad sino un trastorno adaptativo hasta que el cuerpo se autoregula y se adapta al nuevo entorno. Precisamente por ello es por lo que algunas personas se ven más afectadas que otras; igual que ocurre con los procesos de las alergias.

Esta alteración hormonal junto con ciertas circunstancias personales del dia a dia son las que “posicionan” a cada uno en la intensidad de gravedad. Sería lógico pensar en compensar las alteraciones pero no siempre es igual y la administración de hormonas no debe dejarse al “libre albedrío” sin control alguno.

Para todos aquellos que sufráis este trastorno os dejo algunas soluciones:

* Tomar un desayuno energético.

Un desayuno a base de alimentos de alto contenido energético puede ayudar a combatir los síntomas propios de la astenia primaveral. Se recomienda consumir alimentos que aporten carbohidratos (pan o cereales), proteínas (lácteos, fiambre de pavo o huevos), lípidos (aceite de oliva) y vitaminas y minerales (procedentes de las frutas). Deberíamos consumir en el desayuno un 25% de las calorías diarias, por lo que con un desayuno rico y variado nos ayuda a comenzar el día con energía.

* Dieta
Es aconsejable realizar cinco comidas al día para evitar una bajada de glucosa que provoca una sensación de fatiga y afectar al estado anímico. Además, llevar una dieta equilibrada y variada con una gran variedad de frutas y verduras. Siempre es muy interesante apostar por los alimentos de temporada, ya que suelen proporcionarnos todo lo que necesitamos en cada estación.

* Jalea Real.
Lo podemos encontrar como complementos nutricional y nos aportarán un extra de vitaminas A, B, C y E, minerales, oligoelementos, aminoácidos y un ácido graso que tiene propiedades antibacterianas y antfúngicas. Es un productos que va a estimular las defensas naturales de nuestro organismo, aporta energía, disminuye la sensación de fatiga, aumenta la resistencia física y mental, entre otras propiedades.

* Sol

Existen múltiples especialistas que aconsejan tomar el sol 10 minutos al día durante todo el año, a ser posible a primera hora de la mañana.

* Descanso
Se deben seguir unos horarios de sueño establecidos para que el organismo se recupere. Dormir unas 7 u 8 horas diarias para que el organismo se adapte mejor al cambio estacional. Para conseguir un descanso placentero se aconseja que pasen unas tres horas desde la cena hasta irse a la cama, tener una temperatura adecuada y procurar acostarse siempre a la misma hora.

* Ejercicio
Es bueno realizar ejercicio de forma moderada y regular para aumentar la producción de endorfinas, Y realizar actividades placenteras para vencer la desmotivación y subir el estado de ánimos.

De forma puntual existen algunos complementos dietéticos que ayudan a superar la astenia primaveral:

– Complementos vitamínicos completos, que generalmente también contienen las cantidades necesarias de minerales.
– Polen: tiene propiedades vigorizantes, equilibrantes y energéticas
– Levadura de cerveza: contiene vitaminas del grupo B
– Oligoelementos: tanto el cobre, fósforo, hierro y manganeso ayudan en los estados de fatiga y astenia.
– Guaraná: su fruto es rico en calcio, fósforo, potasio y magnesio con propiedades antidepresivas y estimulantes tanto física como mental (motivo por el cual se debe tomar con precaución)
– Ginseng: aumenta la vitalidad, la actividad mental y fortalece el estado físico
– Jengibre: tiene un gran poder estimulante
– Maca: Con un alto contenido en hierro, fósforo, calcio e hidratos de carbono. Especialmente recomendable en casos de agotamiento físico y psíquico.

Como podéis observar existen múltiples formas de “atacar” la astenia primaveral, puesto que a cada persona le afecta de una manera diferente. De forma general se piensa que aumentar la ingesta de vitaminas es bastante, y sin embargo, habrá gente que con una ayuda para descansar mejor sobrelleva de forma aceptable la astenia. Es por ello, por lo que lo más aconsejable es llevar una dieta sana y equilibrada (mejor con alimentos de temporada), pasear unos 20 minutos al día por la mañana y descansar unas siete horas al día. En caso de que la primavera nos tumbe es conveniente consultar con su profesional de salud más cercano que seguro que sabrá qué es lo mejor para cada uno en cada momento.


About Olga Deleito

Farmacéutica con amplios conocimientos en nutrición y la dietética y su relación con distintas enfermedades. Coaching Nutricional acreditado. Nunca me canso de aprender y en esta profesión eso es algo inevitable.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: