Resfriado y gripe: Diferencias y pautas para recuperarte cuanto antes

Estamos terminando el mes de Octubre y seguimos disfrutando para algunos, y padeciendo para otros, un tiempo más veraniego que otoñal.

Aún así empiezan a aparecer los primeros resfriados y las primeras gripes. Aquí puedes leer el post donde explico cómo prevenir ambas enfermedades.

Resfriado y gripe son enfermedades víricas que se confunden muy habitualmente, sin embargo, si nos fijamos en algunas caracteristicas concretas es fácil saber si se tarta de una u otra:

diferencias_resfriado_gripe

Tabla de la web salud Bayer

 

Con respecto a la gripe, estamos ya en plena campaña de vacunación (en Asturias durará desde el 14 de Octubre a finales de Noviembre). La vacuna protege de la gripe y de sus complicaciones, pero no de los resfriados. Todas las personas incluidas en los grupos de riesgo deberían ponerse la vacuna, es decir:

–       Mayores de 65 años.

–       Embarazadas.

–       Pacientes con enfermedades crónicas: respiratorias, cardiovasculares, metabólicas, hepáticas, anemias,…

–       Personas que conviven con estos pacientes crónicos.

–       Trabajadores o residentes de centros sanitarios, instituciones geriátricas o centros de atención a enfermos crónicos.

–       Personas que trabajan en determinados servicios públicos esenciales: sanitarios, bomberos, policía,…

 Cartel campaña antigripal 2014Cartel campaña de vacunación antigripal 2014

 

Pero si aún así acabas contagiándote, aquí tienes 6 pautas a seguir para recuperarte cuanto antes:

  • Lo primero, recordarte que los antibióticos no son útiles para tratar ni la gripe ni el resfriado. Ambas son enfermedades producidas por virus y los antibióticos “atacan” bacterias.
  • Los tratamientos se basan en aliviar los síntomas: antitérmicos para la fiebre, antihistamínicos para la congestión nasal, analgésicos para el dolor de cabeza y el malestar general, antitusivos si tienes tos, etc.… Consulta en la farmacia.
  • Descansa todo lo que puedas, mejor si haces un par de días de reposo.
  • Si eres fumador, aprovecha para dejarlo definitivamente, fumar empeorará tus síntomas y puede agravar las posibles complicaciones.
  • Para aliviar la mucosidad debes beber mucha agua, caldos, infusiones y/o zumos. El baño o la ducha ayudan a reblandecer los mocos. También ponerse suero fisiológico o agua de mar.
  • A los niños y adolescentes, no les trates nunca con Aspirina.

 

Y, por supuesto, si ves que al cabo de 2 o 3 días no has mejorado, o has empeorado, debes acudir al médico.


About María José Cachafeiro

Farmacéutica Comunitaria, fundadora y co-autora de la Botica de Teté. Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, Especialista universitario en Ortopedia por la Universidad de La Rioja. Estudiante del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Ponente y docente. Enamorada de mi profesión, mi familia, mis amigos, la docencia, la eSalud y las nuevas tecnologías.

 
 
  1. Genial post. Hace falta más información documentada de este tema ya que la mayoría de lo que sabemos de los resfriados son tópicos que se han creído siempre. Un saludo.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: