Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.

Empieza la vuelta al cole, vuelta a la rutina y la época de buscarnos nuevas metas y objetivos. Dietas, gimnasios, cursos de inglés, de baile, cocina, costura….. todos los empezamos de una forma muy entusiasta  y, si somos persistentes y luchamos contra la pereza, conseguimos nuestros propósitos.

Te propongo crear un buen hábito cuidar tu piel. Sólo los 3 pasos básicos. Y para toda la familia, incluidos los más peques y los más mayores, aunque seguramente sean los peques con los únicos que seguís está rutina.

Cada vez que alguien en la farmacia, o cuando estoy con amigos y conocidos y me comentan: “yo nunca me pongo nada en la cara, ni crema ni nada, ni en el cuerpo al salir de la ducha, es que mi piel no lo necesita”, a mi se me ponen los pelos de punta!!! Cuidar la piel no es cuestión de belleza sino de salud.

Así que vamos a intentar que todos aquellos que nunca se echan nada (es decir no se cuidan) empiecen hacerlo de una forma fácil.

Para ello vamos a ponernos una meta: conseguir una piel sana.

¿para que lo hago? para protegerla, sentir la piel más confortable y bonita (en ese orden de prioridades)

¿porqué lo hago? porque piel sólo tengo una. 😉

Te voy a dar sólo 3 pasos, los básicos para conseguir una piel sana (para los más perezos@s pueden resumirse en 2 escogiendo bien los productos). Si lo haces a diario mañana y noche, en unas 3 semanas lo convertirás en un hábito y verás que no te supone esfuerzo ninguno y que los resultados son súper agradables y saludables.

1. LIMPIEZA ; es fundamental una buena higiene de tu piel. Tu piel se ensucia no sólo por la polución sino por las propias sustancias que la piel genera como la grasa.

Para la limpieza facial tienes varias opciones, yo te recomiendo un limpiador especifico (y no el gel de la ducha, aunque a una mala sería mejor que nada…). Tienes espumas o jabones para la cara que respetan el ph  y no son agresivos, valen para toda la familia, jabones de avena, aloe, glicerina, además son económicos. Estan las aguas micelares, que son más rápidas y cómodas. Si tienes algún tipo de problema en tu piel, como ácne, rosácea, atopía, dermatitis seborréica existen jabones específicos, pregúntanos a nosotras o en tu farmacia. Además tienes las leches y tónicos, si prefieres una limpieza más profunda, o para cuando nos maquillamos 😉 No hay escusa para no limpiarse la piel, y es fundamental hacerlo también por la noche aunque pensemos que no la tenemos sucia, si te pasas un disco de algodón impregnado de agua micelar por la noche verás que sale negro, debido a lo que te comentaba antes de la contaminación y a las sustancias que la piel genera.

Para la higiene corporal tienes gran variedad , syndet , geles en forma de aceite que hidratan … no seas perezos@ y no utilices el mismo para la cara que para el cuerpo que la piel no es igual.

2. HIDRATACIÓN ; tu piel está compuesta por agua en gran parte y necesita que esa hidratación se mantenga y no se pierda a lo largo del día. Además de beber agua debes utilizar cremas o emulsiones, según tu tipo de piel, que mantengan esa hidratación, ayuden a la piel a mantener su elasticidad (evitas las arrugas) y su función de barrera, ya que una piel deshidratada se vuelve frágil y áspera.

Debes hidratarla todo el año. En invierno, el frío produce una vasocostricción lo que provoca disminución del riego capilar, con lo cual una piel menos oxigenada y seca, además de la sequedad que provocan las calefacciones y los constantes cambios de temperatura. Y en verano el sol y el calor hace que la piel pierda agua, se deshidrata. Así que hidratación  todo el año. Niños y mayores, cara y cuerpo, sobre todo en las personas mayores, con mala circulación o personas con problemas de diabetes, que deben tener su piernas y pies muy hidratados ya que es la forma de que esa piel que tienen tan frágil esté elástica y evite rozaduras o simples arañazos que luego se pueden convertir en úlceras y heridas muy difíciles de curar.

3. PROTECCIÓN SOLAR: vuelvo a ser pesada e insistir , no sólo en verano, la radiacción solar esta presente a diario y todo el año, aunque sea de una forma más o menos intensa.

A los niños por supuesto ya que su piel se esta formando, y lo mismo que le pones una bufanda y guantes para protegerles del frío, le pones una crema con protección solar aunque sea otoño o primavera de la que salen a la calle o al parque.

Existen cremas hidratantes para la cara, con protección solar de 20 o 30, una protección ideal para todo el año (menos en verano) y con este tipo de productos te ahorras un paso . La protección solar es el cuidado principal para evitar el cáncer de piel.

Así que vamos a empezar hoy mismo con nuestros propósitos de mantener nuestra piel sana, algo sencillo de verdad. LIMPIA, HIDRATA Y PROTEGE… así de sencillo y muy rápido, de verdad 😉 ¿Te apuntas?

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: