Cuidado de la piel con Dermatitis Seborreica

La Dermatitis seborreica es una afección cutánea crónica bastante común.

Se caracteriza por que en la piel se forman escamas que van desde blancas a amarillentas, además de inflamación leves, rojeces, prurito y sensación de quemazón.

Las lesiones aparecen en regiones de mayor actividad de las glándulas sebáceas: el cuero cabelludo, el rostro (entre las cejas, párpados, nariz, pliegues nasolabiales), dentro de las orejas y en los pliegues.

Aparece cuándo se acorta el proceso de renovación celular, dando lugar al rápido desprendimiento de los corneocitos cutáneos, que se adhieren entre sí para formar escamas visibles. La mayoría de las veces es hereditario. No obstante también se conoce su relación con la irritación causada por un hongo llamado Malassezia que coloniza zonas muy grasas y causa microinflamaciones que dan lugar a picor y enrojecimiento.

Es una enfermedad crónica no contagiosa que podemos controlar y hacer que mejore, pero que no se cura.

Hay ciertos factores que hacen que empeore como el estrés físico o emocional, los cambios hormonales, la dieta deficiente, la ingesta de alcohol, la fatiga, los climas extremos…

Cuando afecta a bebes se denomina Costra Láctea , es algo muy común y suele desaparecer por si mismo a las pocas semanas. En este caso aparecen gruesas escamas de color blanco o amarillo en la cabecita del bebe, a veces en áreas reducidas, o por todo el cuero cabelludo. También puede manifestarse en el rostro pero lo más habitual es en el cuero cabelludo, no suele ir acompañado en este caso de irritación y escozor , y utilizando un champú suave a diario o uno especifico de costra láctea desaparece en pocas semanas y no se repite.

La dermatitis seborreica en adultos, como ya te he comentado, es una patología crónica, que nunca llega a desaparecer del todo, pero si que si la tratas de forma correcta, con unas medidas higiénicas adecuadas no te causará mayor problema.

Para ello debes utilizar un champú adecuado. Estos champús suelen contener ácido salicílico, alquitran de hulla, zinc, ketoconazol, sulfuro de selenio… lo deberás aplicar cada dos o tres días, dejándolo actuar durante 10 minutos.

Las cremas tratantes, los limpiadores y champús que utilices deben ser específicos para este problema. Existe una amplia variedad de productos y marcas en la farmacia entre las que elegir los tuyos. Para que sean efectivos y completos deben llevar antifúngicos que eviten la proliferación de la Malassezia , seborreguladores que regulan y limitan la secrección de sebo, y además, agentes calmantes. Así no sólo conseguirás eliminar las escamas si no también prevenir su reaparición.

La luz solar también hace que mejore la dermatitis seborreica, por eso mejora en verano y en otoño e invierno empeora. Así que aprovecha el sol siempre con un fotoprotector adecuado, que sea oil free, y con factor de protección mínimo de 30.

Con todos estos cuidados suele mejorar y desaparecer de forma intermitente, a veces hay que utilizar algún tipo de corticoide pero siempre bajo prescripción médica y en casos agudos, pero normalmente con los productos y tratamientos que te recomienden en la farmacia será suficiente.

Y cualquier duda ya sabes: Consúltanos, estamos para ayudarte 😉


About Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: