Cuidados de piel, cabello y uñas durante un tratamiento oncólogico

Por desgracia cada día es más habitual y son más numerosos los pacientes que sufren algún tipo de cáncer, y todos sabemos que los efectos secundarios de los tratamientos son muchos y muy desagradables.

Hoy vamos a dedicar nuestro espacio a dar unas pequeñas pautas, para las personas que se tienen que pasar por este tipo de tratamientos. Aunque siempre tienen que recurrir ante la más mínima duda a un profesional médico. Yo sólo hablaré de las pequeñas pautas y consejos que se pueden dar desde la farmacia.

Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia pueden provocar: xerosis o deshidratación, sensibilidad cutánea, hiperpigmentaciones, fotosensibilidad, dermatitis irritativa, aftas bucales, mucositis, fisuras, úlceras…..sin olvidar los efectos sobre cabello y uñas.

  • Xerosis cutánea o deshidratación , la sequedad cutánea es habitual en los pacientes tratados con quimioterapia, se manifiesta una dermatitis exfoliativa. Además las zonas de la piel tratadas con radioterapia suelen sufrir también sequedad y atrofia. La piel sufre importantes cambios. Por eso es aconsejable utilizar lociones o cremas que tengan agentes emolientes (que ablanden como la urea, el ácido láctico…) sustancias humectantes (para mantener la perdida de agua en la piel) y cremas con ácidos omega, que aportan componentes de la barrera hidrolipídica que se pierde.
  • Hiperpigmentación, puede deberse a la activación de formación de melanina producida por algunos agentes quimioterapeuticos, que se agravan con la exposición solar, por eso siempre hay que usar una protección solar ya que muchos de estos agentes provocan fotosensibilidad. Además en las zonas radiadas hay que tener especial cuidado ya que están muy sensibles, con lo cual lo mejor es tenerlas protegidas ante el sol, la mejor forma tapando estas zonas. Aún así el resto de la piel expuesta, cara, brazos etc… deben estar protegidos con un fotoprotector (cuando se esta al aire libre , y da igual verano que invierno, que los días nublados), este fotoprotector debe ser mínimo de 50, y con filtros UVA y UVB además de que no contengan perfumes y preferible con filtros minerales o físicos.
  • Sensibilidad: tanto con los tratamientos de quimioterapia y sobre todo la radioterapia deja la piel y sobre todo la piel de la zona donde se aplica ,vulnerable, sensible e irritada, por eso no se debe utilizar productos con activos fuertes, con perfumes, conservantes o con tejidos sintéticos , es más, ni objetos que puedan hacer fricción , como cadenas, anillos… dá igual que sean productos que hayamos utilizado muchas veces, ahora la piel está muy frágil y puede reaccionar. Así que hay que utilizar lociones o cremas en estas zonas que hidraten, calmen (cremas con aloe vera) que regeneren (cremas con rosa mosqueta) y todas ellas lo más suaves y naturales posibles. La piel debe estar muy cuidada y muy limpia, la higiene es fundamental, lo ideal duchas diarias con agua templada y utilizando geles y champús suaves y neutros. No utilizar cepillos ni esponjas fuertes y no exfoliar la piel.
  • Higiene bucal: se debe tener un cuidado extremo con la boca, ya que es frecuente la aparición de aftas y heridas en la boca. Así que tener las caries controladas cuando se vaya a comenzar un tratamiento oncológico, ademas de una higiene absoluta , cepillar los dientes 3 veces al día después de las comidas, con un cepillo suave, una pasta con flúor y acabar con un colutorio sin alcohol.
  • La uñas se vuelven frágiles, con estrías … para su cuidado lo mejor cortarlas con tijeras, no usar quitacutículas ni esmaltes o endurecedores.
  • El pelo, con muchos tratamientos de quimio ya sabemos que se cae, pero es algo transitorio, como el resto de efectos, luego crecerá y todo volverá a la normalidad, si hay que afeitarse o depilarse, hacerlo siempre con maquinilla, y para las cejas o pestañas si acaso maquillarlas .

El tener una piel muy hidratada y cuidada antes de cualquier tratamiento oncológico, hace que todos estos efectos secundarios sean menores, y la limpieza y los cuidados de la piel en esos momentos son fundamentales.

Además el cuidarse, e intentar verse lo mejor posible (aunque sea difícil) hace que suba el ánimo y mejore la actitud de las personas que se someten a estos tratamientos, algo que es fundamental para luchar contra esta enfermedad.

Hay que evitar:

  • Cremas de tratamiento con retinoles, ácidos glicólicos, etc…
  • Cremas despigmentantes, anticelulíticas, exfoliantes, autobronceadoras…
  • Colonias, desodorantes (sobretodo si la zona radiada es la axila)
  • Tratamientos peelings, laser o masajes con presión

En los cuidados faciales, procura usar serums y cremas muy hidratantes y una buena fotoprotección, y la limpieza realizarla con leche o aceites limpiadores que sea suaves ya que no resecan la piel, si para tener buen aspecto y verse mejor quiere una maquillarse, perfecto!!! pero hacerlo con productos y cosméticos suaves y que sean hipoalergénicos.

Y algo fundamental, mucho ánimo y  una actitud positiva , que es la mejor ayuda al tratamiento para esta enfermedad. 😉


About Nuria Fervienza

Técnico en Farmacia con más de 20 años de experiencia detrás del mostrador. Especializada en Dermofarmacia. Adicta a la dermocosmética, la moda, los viajes, la buena comida y los buenos amigos.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: