Intoxicación por setas ¡cuidado!

Estamos en otoño y por tanto, ya en plena temporada de setas. Cada vez son más los aficionados que llegada esta época deciden salir al monte a probar suerte. Es una actividad muy divertida pero es muy importante tener mucho cuidado con las setas que se recogen y sobre todo con las que se consumen.

Cada año se producen en España alrededor de 400 intoxicaciones por comer setas no actas para el consumo. Afortunadamente la mayoría de estas intoxicaciones producen tan sólo gastroenteritis leves o moderadas, pero hasta un 30% de las intoxicaciones resultan graves, llegando incluso al punto de que el paciente necesite un trasplante de hígado o incluso provocarle la muerte.

Es por esto que nunca deberías consumir setas si no estás completamente seguro de que son comestibles. No te fíes de ninguna regla para diferenciar las comestibles de las que no lo son, pues cómo nos cuenta la Sociedad Asturiana de Micología en su artículo las 10 reglas de oro del buscador de setas ¡¡todas son falsas!!

Los síntomas más habituales de una intoxicación por setas son:

  • Nauseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea, ocasionalmente con sangre
  • Mareos

Estos síntomas pueden comenzar desde unos 15 minutos después de haberlas ingerido o retrasarse incluso hasta más de 24 horas después. El tiempo trascurrido entre la ingestión y el inicio de los síntomas puede ayudar a los sanitarios a identificar el tipo de seta causante de la intoxicación.

La intoxicación es más grave cuanto más hayan tardado en comenzar los primeros síntomas. Las toxinas de las setas menos venenosas producen un efecto irritante del tubo digestivo, dando lugar a los síntomas gastrointestinales. Pero las de las especies más peligrosas no provocan esa irritación inicial si no que pasan a sangre llegando a otros órganos donde causan el daño y por ese motivo los síntomas tardan más en aparecer.

En caso de que sospeches que tú o alguien cercano os habéis intoxicado lo más recomendable es que acudas rápidamente a urgencias y/o llames al 112 o al número de información toxicológica (91 562 04 20).

En los casos leves el tratamiento consiste en  limpiar el estómago y el intestino del tóxico con inducción del vómito o lavado gástrico e inducción de diarrea, además de dieta y rehidratación intravenosa.

Para los casos de intoxicaciones grave, además de la dieta absoluta, la rehidratación y el antídoto, en caso de conocerlo, serán precisos otros tratamientos específicos en función de cual sea la seta que ha producido la intoxicación.

Imagen Pinterest

About María José Cachafeiro

Farmacéutica Comunitaria, fundadora y co-autora de la Botica de Teté. Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, Especialista universitario en Ortopedia por la Universidad de La Rioja. Estudiante del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Ponente y docente. Enamorada de mi profesión, mi familia, mis amigos, la docencia, la eSalud y las nuevas tecnologías.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: