Halitosis o Mal Aliento. Tipos, causas y tratamiento.

¿Qué es la halitosis?

La Halitosis o mal aliento se refiere a la presencia de olor desagradable en el aire exhalado por la boca o la nariz.

Casi todas las personas, a lo largo de nuestra vida, sufrimos en algún momento de halitosis, bien de manera temporal o transitoria o bien de una manera más permanente. Por eso se suele considerar más una condición que una patología.

Sin embargo es un tema que resulta tabú y los que lo padecen tienen cierta reticencia a reconocerlo y a consultarlo.

Tipos de halitosis

Según su origen la halitosis puede ser: oral (se origina en la boca) o extra-oral (origen fuera de ella).

En casi un 90% de los casos según los estudios, la halitosis se origina en la boca, principalmente en la lengua.

Sus principales causas son:

  • Una incorrecta higiene oral que no elimina adecuadamente la placa bacteriana, las bacterias se acumulan y producen gases malolientes (compuestos sulfúricos volátiles).
  • Sequedad bucal que puede estar provocada por estrés o por la toma de algunos medicamentos como antidepresivos o anticolinérgicos. Al disminuir la producción de saliva se pierde el efecto de limpieza de la boca de la misma.
  • Tabaco y Alcohol producen un mal aliento característico.
  • Determinadas dietas o alimentos (ajo, cebolla,…) que al metabolizarse producen sustancias malolientes.
  • Gingivitis (inflamación de las encías).
  • Periodontitis o piorrea (infección que provoca la caída de los dientes).
  • Ulceras o heridas en la cavidad bucal.
  • Infecciones de la boca o la faringe.

Las causas de la halitosis extra-oral son enfermedades como sinusitis, problemas digestivos, diabetes, enfermedades del riñón, artritis reumatoide, etc.

Tratamiento de la halitosis

El tratamiento habitual de la halitosis consiste en una adecuada higiene oral utilizando productos que ayuden a eliminar las bacterias que son su causa en la mayoría de los casos: limpiadores linguales, colutorios y pastas específicas, cepillos interproximales o sedas dentales,…

El tratamiento no debe verse sólo como algo “cosmético”, ya que está demostrado que los compuestos sulfúricos volátiles que producen el mal olor resultan además tóxicos para los tejidos periodontales incluso en concentraciones muy bajas.

Cuando la halitosis sea debida a alguna otra patología, además de tratar la halitosis, también deberemos actuar sobre la causa para prevenir su reaparición.

 

Si te ha parecido interesante, puedes compartir la entrada en tus redes desde los botones sociales que están aquí debajo y si no quieres perderte ninguna otra entrada y/o novedad desde aquí puedes suscribirte a nuestra newsletter 😉


About María José Cachafeiro

Farmacéutica Comunitaria, fundadora y co-autora de la Botica de Teté. Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, Especialista universitario en Ortopedia por la Universidad de La Rioja. Estudiante del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Ponente y docente. Enamorada de mi profesión, mi familia, mis amigos, la docencia, la eSalud y las nuevas tecnologías.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: