Conjuntivitis infecciosa, algo más que un ojo rojo

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, es decir, la membrana casi transparente que recubre la parte blanca del ojo y la cara interior de los párpados.

Es una afección muy habitual del ojo y, aunque no suele ser grave, si que es muy molesta.

Según cual sea el agente causal de esa inflamación podemos distinguir:

Conjuntivitis alérgica: causada por una reacción alérgica.

Conjuntivitis infecciosa: causada por la infección de bacterias o virus.

Conjuntivitis causadas por agentes irritantes como pueden ser la exposición excesiva a la luz solar, la presencia de un cuerpo extraño, los agentes químicos, etc

En el caso de la conjuntivitis infecciosa, son varios los microorganismos capaces de producirla, aunque las mas habituales son las conjuntivitis víricas, sobre todo la producida por adenovirus.

Tanto la conjuntivitis vírica como la bacteriana son altamente contagiosas y se transmiten con facilidad de una persona a otra y de un ojo a otro dentro del mismo paciente. Por eso es tan importante extremar el cuidado a la hora de limpiar y tratar el ojo infectado y limpiar muy bien las manos antes de tocar otra cosa.

Los síntomas de la conjuntivitis son:

  1. Enrojecimiento del ojo, debido a la dilatación de los vasos sanguíneos.
  2. Picor.
  3. Lagrimeo (ojo lloroso) o secreción ocular.
  4. Ardor.
  5. Sensación de arenilla.
  6. Vista borrosa.
  7. Molestias al exponerse a la luz brillante.

Tratamiento de las conjuntivitis infecciosas

El tratamiento de las bacterianas consiste habitualmente en el uso de pomadas o colirios antibióticos y el lavado ocular para eliminar las secreciones y costras.

En el caso de las víricas se utilizan pomadas lubricantes para aliviar los síntomas y en algunos casos también colirios antibióticos para evitar la sobreinfección bacteriana. En el caso de que la causa sea un herpes-virus es necesario un tratamiento antiviral específico.

Medidas preventivas en caso de conjuntivitis:

  • Evitar tocar los ojos directamente.
  • Usar pañuelos de papel..
  • Evitar en lo posible el contacto con personas infectadas.
  • Usar toallas, paños y ropa de cama separados.
  • Limpieza de las manos con gel higienizante, sobre todo después de tocar o limpiar los ojos.

 


About María José Cachafeiro

Farmacéutica Comunitaria, fundadora y co-autora de la Botica de Teté. Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, Especialista universitario en Ortopedia por la Universidad de La Rioja. Estudiante del Grado en Nutrición Humana y Dietética. Ponente y docente. Enamorada de mi profesión, mi familia, mis amigos, la docencia, la eSalud y las nuevas tecnologías.

 
 

^

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: